30 de junio de 1937

Francia abandona el patrón-oro.