Ir al día
Idiomas
 
Recomendamos

25 de julio de 1934

El cuerpo de Engelbert Dollfuss sobre el sofá donde fue depositado por sus asesinosEn un intento de situar Austria bajo el control político del III Reich alemán, 154 miembros de las SS austriacas, disfrazados de policias y militares, penetran en el edificio de la cancilleria en Viena para dar un golpe de Estado apresando al Gobierno, pero solo logran retener al canciller, Engelbert Dollfuss, al vicecanciller y a un secretario de Estado. En la confusión del momento, con tropas de la policia y del ejército leales al gobierno rodeando la zona, los nazis disparan sobre Dollfuss, que cae herido de muerte. Finalmente, el golpe es sofocado.