25 de abril de 1898

EEUU declara la guerra a España, como colofón de las tensiones creadas en Cuba entre ambos países.