El asesinato jamás ha cambiado la historia del mundo.

El asesinato jamás ha cambiado la historia del mundo.