5 de marzo de 1939

Miguel Buiza Fernández-Palacios, marino españolGuerra civil española. La flota republicana anclada en la base naval de Cartagena, compuesta por tres cruceros y ocho destructores y al mando del almirante Miguel Buiza Fernández-Palacios, abandona ésta rumbo al puerto colonial francés de Bizerta (Túnez), ante el riesgo de caer en manos de las tropas que se han sublevado el día anterior contra el Gobierno y en apoyo del bando nacionalista y que se han apoderado de la ciudad.