Ir al día
Idiomas
 
Recomendamos

25 de abril de 1974

El general y político portugués Antonio Spinola
Marcelo Caetano, político portugués
Los capitanes de los cuarteles de Lisboa, Oporto, Santarem, Lamego, Vendas, Estremoz, Figueira, Viseu, Caldas de Rainha, Mafra y Novas sublevan las tropas a su mando bajo la coordinación de los oficiales Otelo Saraiva de Carvalho, Victor Alves y Vasco Lourenço, tras haber escuchado por la emisora católica Radio Renascença la contraseña para iniciar les operaciones, la canción Grándola, Vila Morena, del cantautor José Zeca Afonso. El triunfo de la insurrección obliga al primer ministro de Portugal, Marcelo Caetano, sucesor del dictador Antonio de Oliveira Salazar (fallecido en 1970) y continuador de su régimen autoritario, a entregar el poder al general Antonio Spínola, que preside el organismo surgido del proceso revolucionario para controlar la situación, la Junta de Salvación Nacional. La que será conocida como la "revolución de los claveles" (por las flores que los soldados colocan en los cañones de sus fusiles) liquida de manera pacífica la dictadura más antigua de Europa, el Estado Novo, vigente desde 1926 y basado en un nacionalismo integrista sostenido política y económicamente por las colonias africanas (Angola, Mozambique y Guinea-Bissau), entonces inmersas en las luchas por su independencia contra la metrópoli; además, es el primer caso en la historia en que un régimen militar es derrocado por su propio ejército para instaurar una democracia.