Ir al día
Idiomas
 
Recomendamos

29 de mayo de 1453

Mehmet II, sultán de Turquía, obra atribuida a Gentile Bellini (National Gallery, Londres)
Restos de las murallas de Constantinopla

Tras un asedio iniciado en abril, el Ejército turco, a las órdenes del sultán Mehmet II, asalta y toma la capital de Bizancio, Constantinopla, defendida por fuerzas bizantinas, genovesas, venecianas, catalanas y pontificias, bajo la dirección del emperador Constantino XI Paleólogo, al que secundan el genovés Giovanni Giustiniani Longo como comandante en jefe, el líder de la colonia veneciana de la ciudad, Girolamo Minotto, el capitán de la guarnición catalana, Pere Julià, y el cardenal Isidoro de Kiev, legado papal. El emperador, Minotto, Julià y el cónsul catalán en la capital, Joan de la Via, perecen en el transcurso del combate o ejecutados a continuación del mismo. La caída de Constantinopla, saqueada durante tres días con el consentimiento del sultán y posteriormente llamada Estambul, significa el fin del Imperio romano de Oriente.